28.6.07

Juan Carlos López Luque

Gran profesional y mejor persona
Hola amighos! aquí nos honramos en presentaros la obra de un pro, compañero de andanzas laborales y humilde pensador con un envidiable respeto por las circunstancias del ser humano. De lo mejorcito que hemos tenido el placer de encontrarnos por estos mundos del niño Jesús.
Luque, ilustrador e infógrafo de prensa durante muchos años.
Dulce pintura para disfrutar con un buen tema de jazz.
Vía elSilva & Boss

7 comentarios:

elgiro dijo...

Anoche seguí tu consejo y me puse un disco de jazz mientras veia la web del amigho Luque.. Gracias, buen consejo, pase un buen ratejo viendo buenas ilustraciones. salud!.

Sergio the Walrus dijo...

Cómo se nota que habeis trabajado con él, cacho perras!!!

Aún así, lo suscribo.

Salve!

elgiro dijo...

eyh! yo no he currado con el asiq no es mamomeo, q conste en acta!.

Mister Pervert dijo...

A mí me encanta el mamoneo y que me hagan un buen mammoneol.

Ya tu sabes mi amol

Verónica dijo...

SUpe de Luque hace unos años porque es enormemente admirado en el ámbito infográfico e ilustrador para prensa! una suerte tenerle tan cerca (por estos lares, me refiero) y al fin conocer la dirección de su Web!

antares.es dijo...

Hace escasos minutos que me he enterado de la existencia de la página de Luque, pero por lo que veo no está incluida en los buscadores más frecuentes, y se está utilizando este blog como puerta de enlace.

Sobre Luque no puedo decir nada malo, ni como persona ni como artista, y es que de la familia nunca se debe decir nada malo. De todos modos, tampoco hay nada malo que poder decir :)

Anónimo dijo...

Tengo el honor de tener a Juan Carlos entre mis 4 o 5 mejores amigos. Lo intuí nada mas que le saludé la primera vez… "este viene para quedarse y me voy a tomar mas de una con él, me parece a mí". Recuerdo aquella época en que siempre iba a grito pelado y a cualquier hora diciendo la misma frase: "esta vida es de p.m.". Para mis adentros yo decía "este tio es tonto…", pero con el paso del tiempo uno va comprendiendo, que tras ese ser humano tan transparente hay un trasfondo lleno de desgarradora experiencia, saber estar, amor por los menos afortunados, crítica social bién argumentada, generosidad a raudales, y un cúmulo de cualidades que lo hacen verdaderamente excepcional.
Sobra decir que, afortunadamente, a estas alturas de su vida es poco probable que cambie, y se quedará en este lado nuestro, con nosotros, soñando siempre con un mundo un poco mejor y ayudandonos a todos a ser mejores.